6 agosto, 2019 istitutobanfi 0 Comments

La filosofía vista desde una perspectiva educativa cotidiana

Cuando hablamos de filosofía y educación se suele pensar que existe un divorcio entre ellas, pero en realidad no es así. Incluso, se encuentra estrechamente ligada al entorno social en donde se desarrolla ya que la misma se encarga de marcar las bases y el ritmo de estas, fortaleciéndose y sirviendo de catalizador para los cambios abriendo caminos a la sociedad y a su pensamiento para crecer libres de imposiciones más allá de la evolución de la misma. 

ante destacar que la filosofía es la que marca el camino de la educación, fortaleciendo sus métodos y por ende sus bases, de esta manera se convierte a la educación en el gran catalizador de los grandes cambios que puedan tener lugar en la sociedad con la finalidad de abrir camino a los cambios sociales sujetos a la evolución pero en un ámbito libre. 

El lazo que se ha generado entre la filosofía y la educación contiene una cohesión entrañable y que no alcanza a ser disuelto siendo esta la razón por la que el paso del tiempo solo ha podido fortalecerlas al momento de servir como soporte a la gran multitud de pensamientos ideológicos que el ser humano ha instaurado en la sociedad. 

En dicha simbiosis, la educación pone a su alcance los métodos filosóficos para envolvernos y adentrarnos en ese placer por saber sustentado en la flexión infinita de su definición por medio de una incansable búsqueda del conocimiento y de la verdad. Tomando como punto focal a la filosofía, esta tiene el propósito de hacer que la vida tenga una mejor comprensión de sí misma, lo que resulta como consecuencia de que la educación es el sendero primordial y más eficaz para la comprensión del mundo que vivimos. 

El conocimiento filosófico brinda ese conjunto de herramientas y conocimientos que sirven de soporte en el sector educativo, así como en cualquier sector en donde las jerarquías sean el motor de empuje. Actualmente, los grandes avances tecnológicos han alcanzado con sus tentáculos a la filosofía y a la educación provocando en ellas un estancamiento en sus diversas formas de llegar a los individuos y con ellos, a su entorno. 

Aliados estratégicos, la tecnología y la filosofía

Desde hace al menos medio siglo, la tecnología ha ido invadiendo hasta el más mínimo sector de actuación del hombre marcando el compás del mismo, siendo además una herramienta importante al momento de transmitir todos esos contenidos que nos brinda aún el ámbito educativos. Pero con ello también es importante recalcar que, la educación pierde totalmente su fin si se es empleada únicamente la tecnología para su transmisión, puesto que sería solo un método empleado y de la forma menos idónea.  

Finalmente, al docente actual se le ha embarcado en un nivel de exigencia en donde debe manejar un conocimiento aunque sea básico, y con él del manejo de la gran diversidad de tecnologías con las que se cuenta, así como de su metodología pues de ello se trata la actual didáctica.